Transformación digital avanza y sector 4.0 se ve cada vez más cerca

  • Hoy, la digitalización de la industria minera ya no es una opción. Las tecnologías son una gran oportunidad y los ejecutivos ya las visualizan como una fuente de valor para aportar a la productividad.

Nota publicada el 28 de mayo en Diario Financiero.

Las nuevas tecnologías impactan positivamente en la resiliencia del sector, en su continuidad y en el impulso a su productividad. Y es que ‘hoy la digitalización no es una opción, es un desde’, afirma Martín Tavil, director ejecutivo para la Industria Minera de Accenture Chile. Por ello, según el estudio Accenture Techvision, la minería se encuentra entre las industrias que más está planificando inversiones en nuevas tecnologías para este año. Estas herramientas permiten ‘tener una mayor certeza en la captura de data, eficiencia en procesos y desarrollo de proyectos’, señala Jorge Castillo, director de la Cámara Minera de Chile. Además, ‘representan una gran oportunidad y serán clave para mantenernos en los primeros cuartiles de costo e incrementar la conversión de recursos de baja ley en reservas mineras’, confirma Enrique Molina, director ejecutivo de Expande.

A ello se suma que la crisis del Covid-19 ha abierto los ojos de la industria a nuevas formas de operar, con las empresas ajustando los horarios de trabajo y las cadenas de suministro y, sobre todo, pasando al trabajo a distancia, a juicio de Tavil.

Desde Minnovex dicen que la tecnología ha aportado a la disminución de costos y al aumento de productividad en este escenario de crisis sanitaria, ‘producto de impactar directamente a la invariabilidad de diversos procesos del ciclo minero al disponer de mayor data y los análisis que permiten tomar decisiones en tiempo real’.

Coinciden en Modelación Ambiental, donde aseguran que, por ejemplo, ‘contar con modelos de pronóstico de baja incertidumbre y en tiempo real, se hace fundamental para la toma de decisiones operacionales de la mina, dado que permite reducir la incertidumbre frente a la ocurrencia de eventos climáticos extremos, aumentando de esta forma la productividad’.

Tecnologías que aportan

De acuerdo con el estudio de Accenture, el 95% de los ejecutivos de empresas mineras en el mundo afirma que invertirá en Internet de las Cosas y sensores inteligentes. Le siguen la Inteligencia Artificial, la realidad aumentada o virtual, la robótica y los wearables. La industria también proyecta una rápida adopción del 5G en diferentes niveles del negocio dentro de un año.

Para Jorge Castillo, irrumpe con fuerza el desarrollo de sistemas y programas con apoyo y carga algorítmica para una mayor y eficiente captura, procesamiento y tratamiento de data. A su vez, ‘a los ya consolidados equipos CAEX de alto tonelaje, se espera un proceso similar en minería subterránea. A su vez, en la esfera geológica, está en pleno desarrollo la investigación submarina y la minería espacial en el cinturón de asteroides que circunda la tierra’, agrega.

La incorporación de energías renovables es una de las variables más relevantes, según María Teresa González, gerenta general de Statkraft Chile, quien también destaca la movilidad eléctrica y el hidrógeno verde. ‘La energía limpia es un factor clave para que la producción minera obtenga altos estándares de sostenibilidad, permitiendo que Chile logre posicionarse en la industria del cobre verde e incluso, habilitando que algunas compañías puedan lograr certificaciones de producción responsable’, complementa.

En Anglo American, por ejemplo, la tecnología está impulsando ‘minas más inteligentes’, dicen desde la compañía, y una actividad ‘más precisa con sistemas como el gemelo digital, el Centro Integrado de Operación Remota, la planta de Bulk Sorting que tenemos en El Soldado’. Además, en este último yacimiento están testeando la Flotación de Partículas Gruesas (CPF, por su sigla en inglés), cuya tecnología permite aumentar el tamaño de la molienda mientras se mantienen las recuperaciones de mineral, permitiendo hacer un uso más eficiente de la energía y el agua.

Los aportes del trabajo remoto

Los Centros Integrados de Operación Remota pueden aportar alrededor de US$65.000 millones de valor a la industria minera, suponiendo una tasa de adopción del 50% para 2025, según un estudio realizado por Accenture y el World Economic Forum.

Estos son ‘absolutamente necesarios, ya que evitan riesgos y lesiones en la integración humana y permiten su interacción a distancia, favoreciendo menores desplazamientos y costos asociados’, cree Jorge Castillo, director de la Cámara Minera de Chile.

Codelco fue pionero con sus salas CIOs en El Teniente y Andina, lo cual ha percolado en la industria privada. Para Anglo American, que inauguró recientemente su IROC, esta nueva forma de operar es un aporte significativo en materia de seguridad y sustentabilidad del negocio. Y a futuro, dice Castillo, plantas de tratamiento de agua, fluidos y relaves también podrían controlarse a distancia.

InnovaciónMinería

Newsletter

Te invitamos a suscribirte a nuestro newsletter donde podrás recibir noticias y novedades sobre Expande.

Comentarios

Esconder comentarios