A través de drones equipados con sensores magnéticos, la compañía facilita la localización de inchancables asegurando la continuidad operacional y evitando daños en equipos clave.