Tecnología que permite la detección electrónica de de fugas mediante la inspección de geomembranas, utilizando equipos propios patentados. Esta tecnología mide la resistividad eléctrica obteniendo información inmediata de la ubicación de la fuga con alta precisión.